Impone los controles internos y requisitos de elaboración de informes para cumplir con SOX.

Las compañías sometidas a la ley Sarbanes Oxley (SOX) afrontan problemas de cumplimiento sin precedente. Aunque el cumplimiento con Sarbanes Oxley supone más que la aplicación de tecnología, las soluciones de protección de cuenta privilegiada de CyberArk, responsabilidad e inteligencia han demostrado que proporcionan la prueba y los controles exigidos por la sección 404 y están apoyadas por marcos de evaluación internos, tales como COSO y COBIT.

Para comprobar la eficacia de los controles internos sobre los informes financieros, las compañías deben examinar y controlar el fraude, las debilidades importantes y las deficiencias de control interno dentro del ciclo de vida de información con respecto a Sarbanes Oxley. Este tipo de información normalmente está en riesgo debido al hecho de que una multitud de empleados dentro de la organización tienen acceso privilegiado a los sistemas que almacenan esta información. Aparte de los internos que tienen acceso, los atacantes cibernéticos persiguen las credenciales privilegiadas para acceder a sistemas de negocio críticos y extraer datos.

Las soluciones de CyberArk imponen controles internos y requisitos de informes necesarios para cumplir con SOX, y van más allá del simple cumplimiento de normas para aplicar un enfoque de seguridad interna y externa que se convierta en parte del ADN de la empresa para proteger la información esencial del negocio.

Ventajas clave:
  • Impone estrictos controles de acceso pormenorizado y flujos de trabajo basados en la separación de funciones
  • Proporciona responsabilidad y un fichero de auditoría detallada a prueba de manipulación para informes SOX sobre actividad privilegiada
  • Controla y registra la actividad privilegiada para alertar en tiempo real o realizar un análisis experto
  • Repositorio de seguridad en múltiples capas para proteger datos en tránsito y en reposo